Violeta del Teide

•

La Violeta del Teide

La violeta del Teide (Viola cheiranthifolia) es la planta que florece a mayor altura en toda España, vive en los altos de Guajara y en las laderas del Teide a más de 3.300 metros de altura.

Descrita por Alexander von Humboldt como la especie más frágil del Parque Nacional de las Cañadas del Teide.

Sus flores, aunque de colores muy distintos, armonizan con una intensa gama tonal malva y violeta con jaspeados amarillos, destacando su centro en un nitido color blanco.

Especie vegetal endémica única

La violeta del Teide es exclusiva de la isla de Tenerife y más en concreto de los altos de Guajara y las laderas del Teide. Solo la encontramos en las laderas pedregosas a más de 2.500 metros de altitud y hasta la cima, a más de 3.300 metros.

Violeta del Teide

Con el tajinaste rojo (Echium wildpretii) y la retama del Teide (Cytisus supranubius), la especie más fascinante del Parque Nacional del Teide.

Tajinaste rojo / Retama del Teide
Tajinaste rojo / Retama del Teide

Más de 160 especies de plantas vasculares que viven en el Parque Nacioal, más de 50 que son endémicas de Canarias, y entre estas 33 exclusivas de Tenerife,  y 12 del propio parque. Increible, ¿verdad?

La violeta del Teide: la más frágil

Esta pequeña planta es perenne, frágil y débil. A sus hojas, ovaladas, las cubre un pelo fino y suave. Florece a mediados-finales de la primavera. Está dotada de espolón corto y en lo que se refiere a los pétalos, pueden cambiar de color entre el malva pálido y el violeta intenso, con máculas amarillas o bien blancas en su base.

El fruto, con forma de cápsula, se divide en 3 hojas en las que se encuentran ciertas semillas que afloran si han vivido un periodo frío. Es una planta absolutamente amoldada a las severas condiciones ambientales y precisa del frío invierno.

La violeta del Teide es la planta que florece a mayor altura de toda España. Incluso podemos verla en el mismo cráter del Teide.

Verla, admirarla y NO tocarla

La violeta del Teide jamás estará libre de que alguien la coja, hecho que está castigado por la Ley. Las cimas de Guajara y las laderas del Teide son zonas de acceso limitado y por ende tienen un rango máximo de seguridad.

La mayor admiración que se puede hacer por la planta es respetarla y dejarla en su lugar.

Peligro de extinción

La Violeta del Teide no es una especie que esté en peligro de extinción, sin embargo está protegida. Presenta un posible peligro a medio largo plazo debido tanto a factores humanos como medioambientales.

Desde 1.991 está sometida a un profundo seguimiento para su conservación. La introducción de muflones con fines cinegéticos, los conejos y el pastoreo de cabras son una enorme amenaza para la especie.

A esto hay que sumar la enorme afluencia de visitantes y el fácil acceso que se tiene a la especie. Durante muchos años fueron expoliadas por los turistas y autoctonos desde el desconocimiento, haciendo que la Violeta del Teide estuviera expuesta a un grave peligro de extinción.


Te puede interesar