PARADOR

Parador Del Teide

El Parador Nacional del Teide con una categoría de 4 estrellas, es una edificación apartada en el Parque Nacional del Teide. El interior del Parador del Teide recrea el entorno de una agradable casa de alta montaña, un entorno que se recrea tanto en las zonas comunes como en las habitaciones que asimismo cuentan con unas increíbles terrazas que ofrecen una vista panorámica del Teide.

El hotel cuenta con una capacidad para setenta y seis personas, teniendo treinta y cuatro habitaciones dobles, dos habitaciones con salón y una individual. Además de esto, dispone de jardín, gimnasio, sauna, piscina climatizada, bar, cafetería y un restaurant en el que se puede saborear los primordiales platos de la gastronomía canaria, entre ellos resaltan el puchero, el conejo al salmorejo y las papas arrugadas con mojo.

Si eres amanes de las estrellas no puedes dejar pasar las actividades de observación que organizan cada viernes a lo largo de todo el año.

Aún no lo sabes, mas soñabas con llegar acá mucho ya antes de conocer el sitio. El Parador del Teide es una casona de montaña camuflada entre el paisaje, con pasmantes panorámicas sobre el cono del volcán, la caldera de Cahorra y la Montaña Blanca. El aire acá es limpio y reponedor, el mar de nubes hace de este un sitio idílico, y el cielo acerca las estrellas a fin de que las descubras a lo largo de las observaciones astronómicas que ofrece el Parador.

El parador cuenta con pasmantes vistas a la cima del Teide. Una piscina y una terraza en plena naturaleza van a hacer que te sientas en un rincón inusual. En el interior la tradicional chimenea de una casa de montaña calienta y también alumbra un extenso salón con diferentes entornos, todos igualmente agradables.

El hotel está en el corazón del Parque Nacional del Teide, donde vas a poder visitar yacimientos arqueológicos, hacer senderismo y fascinarte con tantos paisajes como seas capaz de imaginar. Si eres amante de la ciencia te resulta interesante saber que en esta zona de la Isla de la Eterna Primavera las condiciones ambientales y geológicas son afines a las del Planeta Marte, por este motivo es simple encontrarse con expediciones científicas en la zona.

En escaso tiempo puedes pasar del pico más alto de cualquier tierra emergida del Atlántico, a zambullirte en las aguas del océano y practicar submarinismo o bien a tumbarte al sol en sus playas.

En la costa sudoeste de la isla te espera la posibilidad de embarcarte y observar cetáceos, colonias de calderones, delfines, ballenas… Y cuando vuelvas a tierra, no te pierdas las calles sembradas de monumentos y el entorno de las tabernas de la urbe de San Cristóbal de La Laguna, declarada Bien Cultural y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Si vienes en los meses de febrero o bien marzo no puedes perderte la celebración, los colores y las murgas del Carnaval tinerfeño. ¿Se te ocurre un sitio mejor que el Parador para vivir Tenerife?

Ubicado a treinta minutos en turismo del aeropuerto Tenerife Sur, el Parador De Las Canadas Del Teide tiene vistas sobre el Parque Nacional Teide, y ofrece servicios como recepción veinticuatro horas, servicio de lavandería y servicio de habitaciones.

También hay clases de fitness, un gimnasio y un centro de fitness a fin de que los huéspedes se sostengan en forma.

Servicios de alojamiento

La recepción del hotel está abierta veinticuatro horas, facilita información turística, almuerzos para llevar, caja fuerte en recepción y resaltan las hablas semanales sobre astronomía y observación por medio de un telescopio. Además de esto, se dan plazas de parking.

En las instalaciones hay una piscina cubierta y climatizada, que resalta por sus paredes de cristal y las vistas panorámicas, un extenso jardín y zona solárium, un gimnasio, un extenso y muy elegante vestíbulo que da paso al muy elegante restorán de cocina habitual canaria, un agradable bar con acceso a una terraza exterior y tres preciosos salones, pertrechados tecnológicamente y también ideales para la celebración de asambleas y reposar tras un día de turismo, resalta la chimenea de uno de ellos y tienen una capacidad máxima para cincuenta personas.

Servicios de habitación

Las habitaciones del hotel se identifican por su estilo tradicional, donde prevalecen los muebles de madera y el suelo de parqué. En las habitaciones los huéspedes pueden hallar un completo baño con bañera o bien ducha y secador para el cabello, calefacción, aire acondicionado, TV vía satélite, escritorio y sillones. El género de habitación es dobles estándar y se ofrece servicio de camas auxiliares.