EL TEIDE

Bienvenidos al Parque Nacional del Teide


La leyenda dice que el diablo secuestró al dios de la luz y el sol y lo mantuvo prisionero dentro de las ardientes profundidades del volcán, lanzando el mundo exterior a la oscuridad. Los humildes guanches rezaron a su dios supremo, rogándole que salvara al dios de la luz y el sol, y devolver la luz a su mundo. Y así, una batalla entre su dios y el el diablo siguió. Triunfante, su dios supremo liberó al dios de la luz y el sol y, como castigo, atrapó al diablo dentro del volcán, donde permanece hasta hoy.

El asombro es parte de el inquietante viaje a este hipnotizante lugar, ¿otro planeta? te preguntarás ante este inmenso gigante declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

BIENVENIDOS AL TEIDE.

Índice

Un poco de historia: Parque Nacional del Teide

El Parque Nacional del Teide, es el mayor de Canarias. Es una excursión obligada para todos y cada uno de los que visiten Tenerife.

Un paisaje único de cráteres, volcanes y ríos de lava petrificada que rodean la pasmante silueta del Volcán Teide.

El Parque Nacional, ubicado en el centro de la isla de Tenerife, es el mayor y más viejo de los 4 existentes en Canarias. En su superficie de ciento noventa Km² se levanta el Teide. Formando la cota más alta de España.

El Teide en un click


El Teide, fue declarado Parque Nacional en 1954 y en 1989 recibió el Diploma Europeo a la Conservación en su categoría máxima.

UNESCO

Tiene 2 centros de visitantes, uno en el Portillo y otro en el Parador Nacional, dedicados respectivamente a la naturaleza y a los usos tradicionales de Las Cañadas. En dos mil siete fue declarado por la UNESCO Patrimonio Mundial.

Los visitantes hallan abundantes servicios que les dejan conocer y disfrutar del Teide:

  • Cómodos accesos por carretera que cruza todo el Parque.
  • Dos centros de visitantes que desvelan ciertos de sus secretos.
  • Zona de restaurants para restituir fuerzas.
  • Abundantes miradores que dejan componer una completa panorámica.
  • Una extensa red de caminos para los visitantes que deseen adentrarse en el Parque.
  • Dos alojamientos, el Parador Nacional de Las Cañadas del Teide y el Refugio de Altavista a tres mil doscientos setenta metros de altitud.

El Teide: una de las grandes maravillas del planeta

El Parque Nacional del Teide es una de las grandes maravillas del planeta, con el beneficio de su simple acceso y de estar en Europa.

Todo el Parque es un excepcional tesoro geológico en el que los volcanes, cráteres, chimeneas, coladas de lava y productos diferentes, forman un pasmante conjunto de colores y formas.

Las Cañadas del Teide sorprende por su diversidad. Intranquiliza por sus enormes ríos de lava petrificada y por sus rocas derribadas por la erosión. Como contraste, en primavera ofrece un fantástico jardín lleno de flores y suaves aromas, único en el planeta.

Es considerado el pico más alto de España con una altitud de 3.718 metros sobre el nivel del mar y 7.500 metros sobre el mar. Y no solamente eso, sino asimismo es el tercer volcán más grande de la Tierra, tras Mauna Kea y el Mauna Alabanza (Hawái).

El Teide: arquitectura para los Dioses

La estructura dominante es el Teide, impresionante edificio volcánico que ofrece un aspecto muy diferente conforme el sitio o bien la temporada en que sea observado, recreando siempre y en todo momento al espectador con sus múltiples caras. A sus pies se extiende un mar de rocas volcánicas tan recientes, que la erosión no ha tenido tiempo de trastocar, conformando un extenso catálogo de formas y materiales volcánicos contenidos en el enorme anfiteatro definido por la pared de Las Cañadas.

La pared que lo rodea se extiende durante 25 km. con alturas que llegan a 600 m. en la zona famosa como Guajara, su punto culminante. Este corte natural afecta a lo que fue otro edificio volcánico precedente, que desapareció parcialmente cuando, hace ciento noventa y ocho mil años, se formó la presente depresión de Las Cañadas por un deslizamiento gigante que dejó al descubierto, en la zona de Los Roques, una parte de sus raíces, representadas por conductos y chimeneas volcánicas que nutrieron erupciones pasadas.

En el corte de la pared, quedan a la vista 3 millones de años de compleja historia geológica que nos muestra un espacio para el recuerdo vital, una arqutectura hecha para y por los dioses: El Teide.

Tenerife, la isla del volcán

Es indudablemente el sitio que más identifica a Tenerife. El Parque Nacional del Teide fue declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco en dos mil siete con la categoría de Bien Natural. Es asimismo Diploma Europeo por el Consejo de Europa y es parte de los Lugares Red Naturaleza dos mil.

Y razones para percibir semejantes reconocimientos no le faltan. Por una parte, es la más completa muestra de flora de piso supramediterráneo que existe. Por otro, forma una de las manifestaciones más espectaculares de vulcanismo en el mundo entero, y como es lógico, la más señalada de Canarias.

El Parque Nacional del Teide está ubicado en el centro de la isla, a una altitud media de dos mil metros, y su cima representa el pico más alto de España, con tres mil setecientos dieciocho metros. Sus cifras de récord asimismo incluyen que es el parque nacional más visitado de España y Europa, al percibir más de 3 millones de turistas por año.

El Teide, naturaleza en estado puro

Desde el punto de vista geomorfológico estamos frente a una maravilla de la naturaleza. La estructura de la caldera y el estratovolcán Teide-Pico-Viejo son únicos en el planeta. Si bien no queda ahí su valor. Los miles de conos, coladas o bien grutas con las que cuenta enriquecen su interés científico y paisajístico. A ello se agregan su riqueza de fauna y vegetación, con un sinnúmero de endemismos canarios y especies exclusivas del parque.

El parque se creó en mil novecientos cincuenta y cuatro en reconocimiento a su peculiaridad volcánica y biológica. Su extensión es de prácticamente diecinueve hectáreas, lo que lo transforma en el mayor y más viejo de entre todos y cada uno de los parques nacionales de las Islas Canarias. Cuenta con una Zona Periférica de Protección, y está rodeado del Parque Natural de la Corona Forestal, que con 46.712 hectáreas de extensión, es el espacio natural protegido de mayor extensión de toda la Comunidad Autónoma de Canarias.

¿Quieres ir al Teide?

Aquí tienes una pequeña guía, léela con atención: te contamos todos los secretos del volcán más grande de España.

¿Cómo subir al Teide?

  • Guagua (autobús): Desde el Puerto de la Cruz, línea 348.Desde Costa Adeje, línea 342.
  • Coche: Desde el norte por la carretera TF-dos La Orotava-Granadilla o bien por la carretera TF-dos La Laguna-El Portillo.Desde el sur, por carretera TF-dos.Desde el oeste, mediante la carretera TF-tres Boca Tauce-Chío.

¿Qué ver?

Recorrer la zona, aun en turismo, es un espectáculo. El paisaje es estremecedor se mire por donde se mire. Para conocerlo con mayor profundidad,lo mejor es que subas por una carretera y bajes por otra. El mayor contraste se da entre aquéllas que llegan por el norte y las que lo hacen por el sur.

Las Cañadas del Teide forman una gigantesca Caldera de unos diecisiete km de diámetro sobre la que se asienta el Pico del Teide, de 3.718 metros, que supone la mayor altura de España y el tercer volcán más alto del planeta. La nieve del pico al lado de las coladas de lava que se vierten por sus laderas forman una combinación única que no te fatigarás de admirar.

La primavera en el Parque

Si asistes en primavera no te puedes perder el fantástico tajinaste, que puede llegar a medir tres metros de altura y que presenta miles y miles de minúsculas flores de un colorado intenso. Otro tesoro único en el planeta es la violeta del Teide, distintivo y orgullo del Parque, que solo se halla sobre los 2.500 m de altitud. Si logras verla, siéntete muy agraciado.

Si el paisaje y la flora son como de otro planeta, la fauna no se queda atrás. Fíjate bien en los animales más pequeños. Una gran parte de los insectos que veas no lo hallarás en ningún otro sitio. Asimismo te vas a tropezar con reptiles únicos, como el lagarto tizón, el perenquén o bien la plana. Si eres un amante de los pájaros, acá vas a poder divisar al cernícalo, al alcaudón real y a ciertas especies endémicas como el pinzón azul. Si bien se trate de una especie introducida por el hombre, hay que resaltar a un mamífero notable: el muflón de Córcega. Te desafiamos a que lo halles por el hecho de que acostumbra a ser realmente huidizo frente a la presencia humana.

¿Qué llevar?

En alta montaña cualquier esmero físico prolongado es agotador, con lo que vas a deber repartir tus energías para no fatigarte ya antes de tiempo. Lleva agua o bien bebida isotónica y comestibles energéticos como fruta o bien frutos secos. Emplea un calzado conveniente para el terreno suelto y pedregoso de montaña. En invierno, extrema las cautelas, singularmente si ha nevado; y en verano, no te olvides de que la radiación solar es realmente fuerte y puede provocar graves quemaduras con lo que es muy aconsejable utilizar protector solar y visera.

En cualquier caso, es recomendable llevar ropa de abrigo impermeable en cualquier temporada del año por el hecho de que la climatología puede ser muy variable.

No te olvides de poner el móvil en tu mochila.

ADVERTENCIA, ¿Qué no puedes llevarte del Parque Nacional Del Teide?

Piedras. Si bien resulte muy tentador coger ciertas piedras volcánicas de extrañas formas, supone un grave atentado paisajístico y está plenamente prohibido. Recuerda que el mejor souvenir es el que te llevas en la retina y el corazón.

¿Qué hacer?

Una de la experiencias más excitantes que te esperan en el Parque Nacional es la de subirte al teleférico. La estación base está a 2.356 m. de altitud y la estación superior a 3.555 m. El tránsito entre estaciones dura unos diez minutos y la sensación es única, es espectacular, es pura energía. Una vez finalizado el recorrido experimenrarás sensaciones increíbles, las vistas desde el mirador son un espectáculo divino.

Si bien subes en el teleférico hasta la estación superior, todavía no puedes decir que has estado en el punto más alto de España. Desde acá parte un camino para ascender al cráter a pie. Se tardan unos 30 minutos y la complejidad es alta mas vas a poder alardear ante tus amigos de que has llegado al techo del España. Si tienes lo haces un día despejado, vas a poder encandilarte con la vista de las islas de: Gran Canaria, La Palma, El Hierro y La Gomera, aparte de la propia isla de Tenerife que se va a mostrar a tus pies orgullosa de su belleza.

Dormir en el Refugio de Altavista

Si pasas la noche en Altavista, el maravilloso e inigualable refugio del Parque Naciona, no precisarás gestionar el permiso de acceso al Pico del Teide para poder ver el amanecer. Eso sí, deber hacer el camino antes de las 9 de la mañana.

¡Madruga, sube y vuelve a bajar lo antes posible! Te aseguramos que vale la pena.

¿Qué no debes perderte?

Sin duda, la ascensión a la cima.

Tu respiración es agitada, y no solo por el ahínco y la altitud. Tiene asimismo que ver con el hecho de que al percibir la cima poco a poco más cerca, tu corazón se acelera. La paradoja es que conforme te acercas al pico menos te duelen las piernas. Al revés, el ritmo de tus pasos se torna más alegre, tal y como si el saber que lo tienes al alcance de tu mano te inyectase nuevas fuerzas… Al fin arriba.

Si alguien te mirase ahora solo vería una enorme sonrisa de satisfacción en tu cara: ¡Lo has conseguido! ¿La recompensa? Las míticas vistas que te hacen sentir el rey del planeta desde tan alto.

La experiencia de subir hasta la cima del Teide, con los tres mil setecientos dieciocho metros que lo transforman en la cima más alta de España, es incomparable.

Llegar al pico del volcán

Existen múltiples posibilidades para llegar al pico del volcán. Una de ellas consiste en hacerlo a pie mediante un solo camino que una parte de Montaña Blanca, al lado de la carretera, cuyo trazado precisa de prácticamente 6 horas de camino.

La otra alternativa es hacer una parte del recorrido en el teleférico, que alcanza la zona de La Rambleta a tres mil quinientos cincuenta y cinco metros de altitud.

Desde la Rambleta asimismo es posible dirigirse a los miradores de la Fortaleza y de Pico Viejo, que no precisan de ningún permiso y que dejan gozar de unas fantásticas vistas de Tenerife y otras islas del archipiélago.

Aquellos que pernocten en Altavista (refugio ubicado a tres mil doscientos cincuenta metros de altura), pueden acceder al Pico del Teide con la condición de madrugar y terminar el camino antes de las 9 de la mañana.

En la ascensión del volcán se aconseja la utilización de ropa y calzado conveniente, que resguarden de los cambios de temperatura y dejen caminar por el suelo pedregoso. Igualmente, NO ES RECOMENDABLE que suban al pico personas con alguna enfermedad cardiovascular o bien pequeños menores de 3 años.

Caminar el Teide: senderos de ensueño

Sostener un contacto pleno con la naturaleza salvaje del Parque Nacional del Teide es posible gracias una Red de Caminos que te dejará efectuar sendas autoguiadas o bien con el acompañamiento de guías oficiales (todos y cada uno de los días del año). Los trayectos cambian en longitud, tiempo de recorrido y grado de complejidad.

Caso de que optes por una senda guiada, es preciso que la pidas en la oficina del Parque Nacional en horario de lunes a viernes (de 09:00 a 14:00) o bien en los Centros de Visitantes del Parque Nacional.

En el Parque Nacional existen 2 Centros de Visitantes abiertos todos y cada uno de los días (salvo el 25 de diciembre y 1 de enero). El Centro de Visitantes del Portillo muestra la historia geológica del Parque y las relaciones entre los seres vivos que lo habitan y su ambiente. El Centro de Visitantes de Cañada Blanca muestra la interacción y también repercusión entre el hombre y las Cañadas y el Teide. El horario de atención de los dos es de 9:00h a 16:00h.

Centro de visitantes del Portillo

Llegas al Centro de Visitantes atraído por la belleza del paisaje, y ni te imaginas todo el conocimiento natural sobre el Parque Nacional que descubrirás en su interior. Avanzas interesado por el pequeño museo del Centro, devorando la información de los paneles y absorbiendo todo sobre el origen del Teide o bien las especies que habitan en él.

¡Aun ves con tus ojos el interior de un cilindro volcánico! Jamás pensaste estar tan interesado en conocer un ambiente natural, mas de pronto deseas saberlo todo sobre este increíble volcán.

Museo

En este centro de visitantes que cuenta con un pequeño museo es posible conocer los aspectos geológicos, botánicos, zoológicos y arqueológicos más relevantes del Parque. La visita es gratis, como la entrada al Jardín Botánico anejo a este.

En el museo es posible hallar una recreación del interior de un cilindro volcánico, elementos interactivos, paneles fotográficos y retroiluminados, sala de videoteca, librería y un salón de actos con proyector audiovisual (donde se reproduce un vídeo para entender la capacitación de la caldera sobre la que se eleva el complejo Teide-Pico Viejo).

Jardín Botánico

El Jardín Botánico anejo al Centro de Visitantes de El Portillo tiene el propósito de exponer, interpretar educativamente, investigar y reproducir la vegetación autóctona del territorio. Cuenta con más del setenta y cinco por ciento de las especies del Parque Nacional, aparte de laboratorios con cámaras de germinación y banco de germoplasma. Está homologado internacionalmente con la meta de respaldar planes de restauración de especies vegetales conminadas.

Desde el Portillo podras disfrutar de diferentes sendas de ensueño, totalmente guiadas y muy seguras:

  • Arenas Negras: de dos a tres horas de pura caminata mística, Tenerife en todo su esplendor.
  • La Fortaleza: de tres a tres horas y media de puras sensaciones, un rencuentro con los orrígenes del ser humano.
  • Risco Verde: tres horas de camino obligado, la esencia de la geografía de todo un pueblo, de toda una comunidad autónoma: el orgullo de Canarias.

Salidas a las 9:15 y 13:30 horas (salvo La Fortaleza, que solo tiene salida a la primera hora).

Centro de Visitantes de Cañada Blanca

Desde Cañada Blanca parten sendas guiadas hacia diferentes puntos del Teide:

  • Roques de García: dos horas y media de paz y naturaleza.
  • Degollada de Guajara: tres horas de colores nunca vistos, la belleza del rojo y el cobrizo, caminarás entre paredes de bronce…
  • Guajara: la senda más larga, si estás en forma no lo diudes, de cinco a seis horas de esfuerzo te esperan. Cuando termines te sentirás muy cerca del cielo y no es una metáfora.

Salidas a las 9:30 y 13:00 horas la primera (las otras 2 solo a las 9:30 h).

Ambos Centros de Visitantes

Desde el Portillo y Cañada Blanca, parte una gran caminata guiada de un solo sentido, la senda de:

  • 7 Cañadas: cinco horas en un solo sentido, una senda de ida y no vuelta.

Salidas desde el Portillo a las 9:15 horas y desde el Centro de Visitantes Cañada Blanca a las 9:30.

Si decides hacer una senda por tu cuenta para ir a tu ritmo, percibir el silencio y sentirte un heroe, fuerte y capaz frente a la inmensidad que te circunda, la hallarás de manera perfecta indicada y señalada. En todo caso, en la oficina y centros de visitantes te van a poder facilitar toda la información extra que precises.

Centro de Visitantes Telesforo Bravo

En la Villa de La Orotava, ubicado a unos veinticinco quilómetros del límite norte del Parque Nacional, está el Centro de Visitantes Telesforo Bravo, que pertenece al complejo del Centro Administrativo y de Visitantes Telesforo Bravo. Compuesto por las Oficinas Administrativas del Parque Nacional del Teide, el Centro de Visitantes y un Jardín Ornamental de Vegetación Autóctona de Tenerife.

Contiene una exposición en la que se recorre la Isla de Tenerife en una doble vertiente: altitudinal (de la costa a la cima) y también Histórica (mediante las miradas de visitantes ilustres).

Sin duda es un Centro que hay que visitar para conocer la Isla de Tenerife y el Parque Nacional del Teide.

Dónde: C/ doctor Sixto Perera Gonzalez, nº25, El Mayorazgo. Villa de La Orotava

Horario: martes a domingo de 9:00 a 14:00 y de 15:30 a 18:00 h.

Museo Etnográfico Juan Évora

Juan Évora fue el último habitante de La Cañadas que preservaba el estilo de vida tradicional.

La casa en la que vivió, ubicada en el cruce de Boca Tauce (al lado de la bifurcación de las carreteras TF-veintiuno y TF-treinta y ocho), en el acceso sur del Parque, ha sido rehabilitada transformándose en un punto de información y pequeño museo etnográfico que nos enseña una exposición sobre el viejo modo de vida de los pastores en Las Cañadas.

El visitante va a poder, a través de paneles y material expositivo, conocer los aspectos más significativos relacionados con este espacio natural protegido, además de esto van a poder adentrarse en el planeta del pastoreo en esta zona de la cima y otras tradiciones.

Horario: desde las 9:00 hasta las 15:45 horas, todos y cada uno de los días de la semana (Gratis).

Refugio Altavista

Como sabes, las maravillas del Parque no están solo en el cielo sino más bien a nivel de suelo. Ubicado al lado del Centro de Visitantes del Portillo, hallarás el Jardín Botánico, que ofrece la posibilidad de contemplar especies de plantas de alta montaña canaria bastante difíciles de ver en su medio natural y muchas de ellas endémicas del Parque o bien de la isla.

Si deseas que tu contacto con el ambiente sea todavía más profundo, te invitamos a alojarte en Altavista, el refugio del Parque Nacional del Teide. Ubicado a 3.270 m. de altitud, pernoctar en él supone una experiencia, si bien solo está tolerado hacerlo por una noche. Lo frecuente es dormir para intentar acceder muy temprano al cráter sin precisar permiso y contemplar, desde la cima, un amanecer completamente imborrable.

Al llegar a Altavista, los usuarios reciben la ropa de cama y pueden calentar comestibles líquidos en la cocina. Las tarifas fluctúan entre los diez y los veinte euros.

Altavista
Refugio del Teide: Altavista

La increíble Flora del Parque Nacional del Teide

Prosigues a un conjunto de excursionistas que avanzan decididos por uno de los caminos del Parque, entre este paisaje desolado en el que tanto te sorprende que medre la flora. La impresión es aún mayor cuando llegas al final del recorrido y te reciben decenas y decenas de tajinastes en flor. El color intenso de sus flores, ciertas rojas y otras azuladas, contrasta con lo obscuro de la tierra y las montañas.

¡Qué espectáculo para la vista!

La riqueza florística de este ambiente natural ha sido determinante con relación a su declaración como Parque Nacional. De las ciento noventa y cuatro especies catalogadas, treinta y uno son endemismos canarios y treinta y dos son endemismos tinerfeños, lo que supone prácticamente un treinta y dos por ciento de endemicidad.

Violeta
Violeta del Teide

El Paisaje desolado

El visitante va a poder revisar, tras una primera impresión de paisaje desolado y embrollado, de qué forma todas y cada una de las zonas donde el acostumbra a ofrece unas mínimas condiciones han sido colonizadas por un muy rico planeta vegetal. Este está formado por matas de color verde grisáceo y minúsculas hojas, que prueban una perfecta adaptación a condiciones extremas de sequía, intensidad de luz, radiaciones solares y grandes oscilaciones de temperatura.

La retama

La retama es la mata más extendida, si bien asimismo aparecen asociadas a esta otras especies como la yerba pajonera, el codeso, la margarita del Teide, el alelí del Teide o bien la flor de malpaís.También es simple localizar, si bien en menor exuberancia, yerba de la cima, estornudadera, tajinaste colorado, tajinaste picante y cardo de plata.

El Tajinaste

El tajinaste colorado (Echium wildpretii) es una de las plantas más espectaculares del Parque Nacional. Sus descendientes, que pueden lograr más de 2 metros de altura, se cubren de una intensa y atractiva inflorescencia de color rosa púrpura. Esta especie, que hace solo unos treinta años era sinceramente extraña, es el día de hoy una estampa frecuente en sus localizaciones habituales.

El tajinaste picante (Echium auberianum) es un endemismo tinerfeño muy similar al tajinaste colorado, si bien de flores azules y menor tamaño. La violeta del Teide (Viola cheiranthifolia) es otro esencial endemismo del Parque. Su belleza y peculiaridad hacen preciso rememorar a los visitantes que está prohibido cortarlas o bien arrancarlas, de la misma manera que al resto de plantas del ambiente.

Entre los meses de abril y junio se genera en el Parque Nacional del Teide una genuina explosión de vida y color: los arbustos y matas se cuajan de flores, el aire se perfuma con sus aromas y abundan además de esto los insectos polinizadores.

Especies vegetales más relevantes del Parque Nacional del Teide

  • Flor de malpaís (Tolpis webii)
  • Alelí del Teide (Erysimum scoparium)
  • Margarita del Teide (Argyranthemum teneriffae)
  • Yerba pajonera (Descuraina bourgaeana)
  • Codeso (Adenocarpus viscosus)
  • Yerba conejera (Pterocephalus lasiospermum)
  • De la cima (Schrophularia glabrata)
  • Del Teide (Nepeta Teydea)
  • Estornudadera (Andryala pinnatifida)
  • Poleo de monte (Bystropogon origanifolius)
  • Tajinaste picante (Echium auberianum)
  • Tajinaste colorado (Echium wildpretii)
  • Cardo de plata ( Stemmacantha cynaroides)

La increíble Geología del Parque Nacional del Teide

En pleno circo de Las Cañadas te maravillas frente al impresionante paisaje y la altura del enorme volcán. Los conos, el polvo silíceo, las formas ásperas del ambiente que se mezclan con otras considerablemente más suaves por la erosión…

Exactamente la misma tierra que pisas merece que te inclines al momento a verla más de cerca, a tocarla y examinarla. Podrías pasar meses perdido en el Parque, y es que la riqueza geológica del Teide es infinita.

Existen distintas teorías sobre los orígenes del conjunto geológico en el que se asienta el Parque Nacional. Las 2 más reconocidas defienden su capacitación de la Caldera de las Cañadas desde un deslizamiento gravitacional o bien de una caldera de hundimiento.

El circo de Las Cañadas del Teide

El cono enorme que forma el día de hoy el Teide es un estratovolcán producido por incontables y consecutivas erupciones, cuyos productos han ido superponiéndose durante los siglos.

Subir Teide

El circo de Las Cañadas está formado por 2 semicalderas separadas entre sí por una alineación rocosa: los Roques de García. Estos parten perpendicularmente desde las cercanías de las Cimas de Ucanca y son el día de hoy uno de los elementos más propios y visitados del Parque Nacional. En la zona que aparta las dos semicalderas se formaron, probablemente en la Era Cuaternaria, los volcanes gemelos: el Pico Viejo o bien Chahorra y el del Teide. De estos 2 volcanes, el más occidental, el Pico Viejo, es el más viejo y está rematado por un extenso cráter de unos ochocientos metros de diámetro a 3.134 metros de altura.

La Rambleta

El Teide, más reciente, acababa según lo que parece en el cráter de La Rambleta, si bien una erupción siguiente dio origen en su interior a un nuevo cono de unos ciento cincuenta metros de altura, llamado Pilón o bien Pan de Azúcar. Este cono lo remata, por su parte, un pequeño cráter de ochenta metros de diámetro: el cráter del Pico del Teide.

No todos y cada uno de los paisajes del Parque Nacional presentan formas agudas y ásperas, en tanto que la erosión del viento y el agua han lijado y suavizado la superficie en muchos lugares. La sedimentación de los elementos arrastrados por las aguas y el viento en el fondo de las depresiones que forman el enorme circo han nivelado ciertas, dando sitio a Las Cañadas.

Otros materiales de origen no volcánico asimismo afectan al Parque. Es el caso del muy, muy fino polvo silíceo o bien cuárcico, transportado desde el desierto del Sahara por los vientos del sudoeste. Se calcula que este aporte puede fluctuar entre los veinticinco y cuarenta gramos por metro cuadrado y año, lo que da una idea de la relevancia que estos materiales han podido adquirir durante los siglos en la capacitación de los suelos del Parque Nacional del Teide.

Instituto Astrofísico de Canarias (IAC)

En pocos lugares del planeta se da la coyuntura de que un paisaje excepcional acoge asimismo instalaciones científicas de primerísimo orden. Las instalaciones del IAC (Instituto Astrofísico de Canarias) se hallan entre las más esenciales del planeta. Puedes visitarlas y conocer de cerca los secretos del Cosmos.

Este Observatorio se instaló en Tenerife por tener el cielo más limpio del mundo, al lado de La Palma, Chile y Hawai, cuenta con el mejor cielo del planeta para observar las estrellas. Una ley autonómica, famosa con el poético nombre de Ley del Cielo, controla la polución luminosa y evita que el “progreso” le robe a los tinerfeños uno de esos fantásticos pequeños placeres que da la naturaleza: la contemplación de la cúpula celeste.

Observatorio del Teide

Orígenes Históricos. Los estudios astronómicos siempre y en toda circunstancia han tenido una angosta relación con el Teide. Naturalistas y astrónomos de siglos pasados ya conocieron sus ventajas como punto de observación para el estudio del universo. Es a mediados del siglo XIX cuando Piazzi Smyth se instaló por espacio de 3 meses a 3.300 metros de altitud, aprovechando las inusuales posibilidades que le ofrecía el cielo de Las Cañadas.

Observatorio Teide

Como reconocimiento a su tarea se bautizaron accidentes lunares con el nombre del Teide y de Tenerife. La tradición astronómica tiene inmediata continuidad a principios del siglo veinte, con los estudios sobre el cometa Halley hechos por el astrónomo francés Jean Mascart en mil novecientos diez en el Alto de Guajara, a dos mil setecientos dieciocho metros.

Además, la relevancia de Las Cañadas como plataforma inusual para los estudios astronómicos, queda constatada con la construcción del Observatorio Astrofísico del Teide en Izaña, donde asimismo se encuentra desde mil novecientos dieciseis un observatorio meteorológico. El Observatorio del Teide – de forma conjunta con el Observatorio del Roque de los Muchachos, en la isla de La Palma -, pertenece al INSTITUTO DE ASTROFÍSICA DE CANARIAS (IAC), cuya sede central se halla en La Laguna.

Astrofísica en Canarias

La Astrofísica moderna en Canarias comenzó en este Observatorio, a principios de la década de los sesenta, en la zona de Izaña, a dos mil cuatrocientos m. de altitud, en un rincón donde concurren los términos municipales de La Orotava, Fasnia y Güímar.

El primer telescopio para efectuar estudios de luz zodiacal, la luz dispersada por la materia interplanetaria, comenzó a marchar en mil novecientos sesenta y cuatro.

Superficie: cincuenta hectáreas
Altitud: dos mil cuatrocientos metros
Longitud: 16º30´35″ Oeste
Latitud: 28º18´00″ Norte

Telescopios en el Teide: estudio del Sol

Instalaciones Telescópicas. Hoy en día hay telescopios y otros instrumentos astronómicos de más de sesenta instituciones de diecinueve países emplazados en el Observatorio del Teide (Isla de Tenerife) y en el Observatorio del Roque de Los Muchachos (Isla de La Palma). Este conjunto observacional, más las comodidades científicas y técnicas libres en el Instituto de Astrofísica del IAC en La Laguna (Tenerife) y en el Centro Común de Astrofísica de La Palma (CALP) del IAC en Breña Baja (La Palma), forma el “European Northern Observatory” (ENO).

Su situación geográfica, entre los observatorios solares del este y del oeste, unida a la trasparencia y genial calidad astronómica de su cielo, han contribuido a que el Observatorio del Teide se dedique preferiblemente al estudio del Sol, concentrándose en él los mejores telescopios solares europeos.

Telescopios y laboratorios solares

  • Telescopio solar de Torre al Vacío (VTT).
  • THEMIS.
  • GREGOR.
  • Laboratorio Solar:
    • Espectrofotómetros (MARK-I, IRIS-T, ECHO)
    • Fotómetro de alta resolución TON
    • Tacómetro de Fourier GONG

Telescopios nocturnos

  • Infrarrojo “Carlos Sánchez” (TCS).
  • Reflector Mons.
  • IAC-ochenta.
  • OGS (Estación Óptica Terrestre).
  • STARE.
  • Robótico Bradford.
  • Robóticos STELLA.

Fondo cósmico de microondas

  • Interferómetro de 33GHz
  • COSMO10/15
  • Red interferométrica VSA (Very Small Array)

Telescopio Solar de Torre al Vacío VTT

El Telescopio de Torre al Vacío (VTT) pertenece al Instituto Kiepenheuer de Física Solar de Friburgo (Alemania). Tiene un espéculo primario de setenta cm de diámetro y un espectrógrafo vertical de quince metros de longitud. Se instaló en el Observatorio del Teide a fines de los ochenta.

Con este telescopio se pueden estudiar la activa, estructura y composición química de la atmosfera solar, con la posibilidad de estudiar de qué manera evoluciona la granulación solar. Para este género de observaciones, que demandan alta resolución espacial, el telescopio dispone de un “Correlador Solar”, instrumento único en su género desarrollado por el Instituto de Astrofísica de Canarias.

Telescopio Solar Themis

Desde la visita a Canarias de Jean Mascart, del Observatorio de la ciudad de París, para observar el paso del cometa “Halley” en mil novecientos diez, los astrónomos franceses se han interesado por los cielos canarios. En verdad, el primer telescopio instalado en el Observatorio del Teide pertenecía al Observatorio de Burdeos.

El THEMIS (Telescopio Heliográfico para el Estudio del Magnetismo y de las Inestabilidades Solares) fue concebido por un equipo de astrónomos franceses del Observatorio de Meudon-París. En nuestros días el THEMIS es una cooperación entre Italia y Francia.

Con sus noventa cm de diámetro, el THEMIS es el mayor telescopio solar del Observatorio del Teide y está desarrollado para medir la intensidad y la dirección del campo imantado solar. Una de las peculiaridades del THEMIS es su capacidad para operar simultáneamente en distintas bandas, esencial para esta clase de estudios.

Además de esto, la instrumentación del THEMIS deja conseguir datos experimentales sobre la estructura de la atmosfera solar en tres dimensiones.

Visita obligatoria: El Observatorio del Teide

En las labores de divulgación que efectúa el Instituto de Astrofísica de Canarias, a fin de que los conocimientos astronómicos lleguen a todos, se organizan visitas de institutos y conjuntos al Observatorio. El Observatorio del Teide cuenta ya con un Centro de Visitantes, resultado de la conversión de una bóveda vacía, que se ha dotado de elementos para la divulgación científica.

Con un aforo para unas cuarenta personas, se emplea para explicar a los escolares exactamente en qué consiste un observatorio, de qué manera marchan los telescopios y la relevancia que la Astronomía tiene para el hombre.

Destino Starlight

Además de esto, la isla de Tenerife tiene la certificación internacional de destino Starlight. Existen instituciones y empresas expertas en el “turismo de las estrellas” que ofrecen información y sendas guiadas.

Teleférico del Parque Nacional del Teide

El Teleférico del Teide deja ascender a la cima del volcán salvando un enorme desnivel que, de hacerse a pie, requeriría un buen tiempo y esmero.

Está compuesto por 2 estaciones:

  • La estación base del Teleférico del Teide, que ofrece servicio de bar y restorán-bufé.
  • La estación superior, en La Rambleta, a 3.555 metros, con fenomenales vistas de la isla de Tenerife y del archipiélago canario.

Los caminos del Mirador de La Fortaleza y el Mirador de Pico Viejo, los dos de acceso libre, ofrecen espléndidas panorámicas de la vertiente norte y sur de Tenerife respectivamente. Desde el Mirador de Pico Viejo es posible percibir las islas vecinas con el cráter de ochocientos metros de diámetro de Pico Viejo a los pies.

El camino Telesforo Bravo al cráter es de acceso limitado a través de permiso singular gratis del Parque Nacional del Teide, a gestionar con la suficiente antelación debido a la alta demanda.

El horario de funcionamiento del Teleférico del Teide es de 9:00 a 17:00 horas, con última subida a las 16:00 horas. Los tiques pueden conseguirse, bien en taquilla de manera directa, bien de forma cómoda reservando en la página web.

Desde la página web de Teleférico del Teide es posible reservar experiencias de senderismo con guía, ascenso en el Teleférico y permiso de acceso al cráter, y asimismo experiencias para contemplar el atardecer y las estrellas fuera del horario frecuente de funcionamiento del Teleférico.

El volcán Teide

El Teide es la tercera estructura volcánica más alta y grande del planeta, tras el Mauna alabanza y Mauna kea en Hawai, como la mayor elevación de Las Islas Canarias y de toda España.

Empezó su desarrollo hace ciento setenta años tras el deslizamiento gigante del precedente edificio volcánico, todavía mayor que el presente. Se formó de esta forma la caldera de Las Cañadas, de la que el día de hoy solo podemos ver una parte de su pared pues al medrar el Teide en su interior, fue rellenándola con sus materiales.

Los estrato volcanes medran al sobreponerse las consecutivas erupciones de lavas poco a poco más viscosas. En los últimos 20 mil años, la mayor parte de las erupciones (Montaña Blanca, Pico Cabras, etcétera) han ocurrido cerca de la base del Teide, en tanto que, a mayor altura, más bastante difícil es que la lava brote desde su cúspide.

Los Guanches y El Teide

Conforme las opiniones de los indígenas canarios (guanches), Guayota, el rey del mal, el diablo, vivía dentro del Teide (el averno), y raptó al dios Magec (dios de la luz y el sol), y lo trajo consigo al interior del Teide. Los guanches solicitaron misericordia a Achamán, su dios supremo. Este logró derrotar a Guayota, sacar a Magec de las supones del Teide y taponar su cráter. Afirman que el tapón que puso Achamán es el último cono del volcán, de color blanquecino, que corona el Teide.

En el planeta tradicional, el Teide despertó una enorme fascinación. De este modo, el historiador heleno Heródato hace mención en un par de ocasiones al Teide: “(…) El Atlante es sobresalido y como figura cilíndrica. Se asevera que es tan alto que no se puede ver su cima por estar cubierto siempre y en todo momento de nubes en el invierno y en el verano, y sus habitantes le llaman la Columna del Cielo (…)”. El otro relato de Heródoto afirma así: “(…) Hay en aquellos mares un monte llamado Atlante, el que es alto, definitivo y tan ilustre, que no se puede percibir bien su cima (…)”.

La montaña más alta del planeta

Plinio El Viejo, escritor romano (2469 – D.C.), en su obra llamada “Historia Natural”, mienta la nieve que vieron los mandados de rey Juba II a las islas: “(…) Ninguaria cubierta de nubes que recibió este nombre por sus nieves perpetuas (…)”.

A lo largo del Renacimiento, muchos historiadores y aventureros empiezan a identificar y relacionar a las islas atlánticas con los restos de la Atlántida y el Teide con el Monte Atlas, representando las Islas Canarias las partes más altas del continente hundido.

El Teide, por su impresionante altitud, fue considerado a lo largo de la temporada de expansión europea, como la montaña más alta del planeta, puesto que se empleaba como faro en la navegación por el Océano Atlántico cara el sur, tanto por nautas españoles, portugueses y británicos.

La experiencia de tu vida: breve guía.

El Parque Nacional del Teide es el punto más próximo al cielo de España. Descubrir el Teide puede ser la experiencia de tu vida. Creado en mil novecientos cincuenta y cuatro, el parque nacional del Teide se halla situado en el centro de la isla de Tenerife y entiende un enorme circo conocido por Las Cañadas y el Teide.

Subir hasta su cima es una experiencia indispensable, aun precisa. Son nada más y nada menos que tres mil setecientos dieciocho metros de altitud (es el punto más alto de España), fue declarado patrimonio de la humanidad en dos mil siete y es el sitio más visitado del país con más de 4 millones de turistas.

Es otro planera, ¿quizás Marte?

Los paisajes en lo alto del volcán son de una belleza embriagadora. Indudablemente estamos en frente de uno de los ecosistemas volcánicos más expepcionales que existen. Colores amarillentos, negros, formas extrañas y también incomprensibles, conos y domos volcánicos, coladas de lava, pitones y grutas de colores. Hay asimismo plantas autóctonas que no se pueden gozar en ningún lugar más.

No se debe olvidar que es la única montaña subtropical de Europa, lo que hace que muchas de sus especies sean exclusivas. Una muestra: el tajinaste colorado es una belleza. Puede llegar a lograr una altura de hasta 3 metros. Cuando llegas a las faldas del Teide tienes la impresión de encontrarte en otro planeta. Con razón lo llaman “el techo de España”. Un sitio de encuentro para aventureros, geólogos, alpinistas y viajantes por lo general.

Aeropuertos de Tenerife, vuela a la isla y visita el Teide

Volar a la isla no acostumbra a ser carísimo. En verdad, el aeropuerto de Tenerife Sur es uno en donde más compañías low-cost operan de toda España. Por poner un ejemplo, ahora existen muchas posibilidades para billetes bajo los cincuenta euros ida y vuelta. Al final, solo son 2 o bien 3 horas de recorrido y es una forma muy eficaz y veloz de ir en busca del sol canario.

Distancias cortas

Una de las grandes ventajas de la isla de Tenerife es que no hay largas distancias. Es una isla cómoda para viajar. De punta a punta hay ochenta y siete quilómetros y la anchura de la isla es de unos cuarenta y cinco quilómetros. O sea, en un día podrías recorrerte la isla al completo. Y si tu objetivo es el Teide, puesto que el acceso es aún más fácil, pues es una enorme montaña ubicada en el mismísimo centro.

Tanto si te quieres dirigir desde el sur o bien el norte, no tiene perdida, hay 4 sendas señaladas: desde Los Gigantes, Los Cristianos, Santa Cruz o bien desde Puerto de la Cruz.

Además de esto, las comunicaciones por carretera son bastante buenas: hay guaguas (buses) que conectan el parque nacional del Teide con La Orotava (Línea 348) con paradas en el comienzo del camino de subida y la terminal del teleférico. Asimismo se puede acceder desde Costa Adeje y Los Cristianos (Línea 342).

Guía para subir al Teide

Es de sobre conocido el privilegiado tiempo que domina las Canarias. Lo llaman “la eterna primavera” por el hecho de que se mueve siempre y en toda circunstancia en una media de veinte grados. Es posible que en el mes de julio y agosto, eso sí, haga algo más de calor.

Si una vez en Tenerife, tomamos la resolución de ascender el Teide, merece la pena tomar en consideración que la temperatura en el pico cambia bastante de una temporada a otra. Mas hay que llevar abrigo siempre y en todo momento.

Recuerda: necesitas un permiso

La cima del Teide, como resulta lógico, es una zona limitada. Si no lo controlaran, sería un caos. De ahí que es obligatorio conseguir un permiso mediante la página web de parques nacionales. Es esencial hacer las gestiones con determinada antelación por el hecho de que los permisos que se conceden diariamente a los visitantes son muy limitados (unos doscientos permisos).

No obstante, los que pernocten en Altavista no tienen la necesidad de acceder con permiso, si bien van a deber ascender ya antes de las nueve de la mañana como ya comentamos.

¿Subir a pie o bien en teleférico?

Esta resolución depende de ti. Depende del tiempo libre, de las ganas y de la manera física. Resulta obvio que la forma más cómoda y veloz es con el teleférico – tarda siete minutos de los dos mil trescientos cincuenta y seis metros a los tres mil quinientos cincuenta y cinco – y después siguiendo el camino Telesforo Bravo hasta la cima. Esta alternativa es idónea para hacer la excursión en media jornada.

Mas si la finalidad es hacer senderismo y gozar del paisaje, va a haber que poner rumbo cara el camino de Montaña Blanca y pasear unas diez horas en conjunto. Si bien la mayor parte de los visitantes combinan el teleférico con la caminata: suben en el teleférico y después bajan andando o bien a la inversa, lo que supone invertir cuatro o bien cinco horas de excursión a pie.

Ojo con el mal de altura

No es frecuente que los visitantes que suben al Teide padezcan los síntomas del llamado “mal de altura”. Se dan pocos casos. No obstante, no podemos olvidar que vamos a lograr más de tres mil metros de altitud y que podría acontecer que se sientan ligeros cefaleas y nauseas. En esa situación, lo más recomendable es detenerse y suspender la excursión.

Para prevenir, un truco es subir con calma a fin de que nuestro metabolismo se vaya habituando al cambio.

Del teleférico al mar de nubes

De entrada, es recomendable, por si acaso, llevarse ropa de abrigo, unas buenas botas para caminar de manera cómoda, lentes de sol y protección solar. Subir es más simple de lo que semeja, en tanto que el teleférico deposita a los visitantes a 3.555 de altura, en un enorme mirador con servicio de bar y souvenirs llamado La Rambleta.

Los teleféricos, que tienen cada uno de ellos en torno a treinta y cinco pasajeros, salen cada diez minutos. Es recomendable llegar temprano (ya antes del mediodía), pues en las horas punta puedes estar haciendo cola a lo largo de 2 horas. El último recorrido cara abajo es a las cinco de la tarde.

Desde lo alto, el paisaje es brutal, puesto que está como suspendido entre las nubes. Semeja ficción. En los días claros, el val volcánico se extiende, y se pueden ver las islas de La Gomera, La Palma y El Hierro asomando desde el Atlántico.

Diferentes dificultades, caminos para todos: subir el Teide a pie

La Montaña Blanca y los Huevos del Teide

Si has decidido hacerlo a pie, el primer reto del ascenso es Montaña Blanca. Es el comienzo, el quilómetro 0, a dos.348 metros de altura. Vas a poder acceder al comienzo del camino en tu vehículo o bien en autobús. Hay un aparcamiento gratis en la zona.

El próximo punto que tenemos que conquistar es el cobijo de Altavista, a unos siete quilómetros de distancia. El paisaje de este camino -es la parte más cómoda de la ascensión- es fundamentalmente volcánico, con el suelo cubierto de piedra pómez.

Un fenómeno que hay que observar con determinado detenimiento son los Huevos del Teide, enormes rocas volcánicas con tamaños de hasta 3 metros que rodaron ladera abajo a lo largo de las erupciones.

Refugio de Altavista y Rambleta

Sin duda, la parte más difícil. Hay que pasear sin prisas mas sin pausas. Una vez superados los tres.000 metros, la carencia de oxígeno ya se comienza a apreciar.

El paisaje es buena disculpa para hacer altos en el camino, sacar la cámara y también inmortalizar la sombra del Teide sobre el camino que vamos dejando detrás. Altavista, una pequeña casa de alta montaña, se insinúa a 3.265 metros de altitud entre las rocas rojizas.

Dispone de un salón con chimenea, cocina, baños y múltiples habitaciones con literas. Es posible pernoctar y, si el cansancio no es excesivo, aprovechar por explorar los alrededores: la gruta del Hielo y los campos de lava son esplendidas opciones.

Los últimos doscientos metros: llegando al cráter

Desde el mirador de La Rambleta hasta el cráter del volcán hay apenas doscientos metros de subida, y se tarda cerca de una hora en llegar a la cima. Todo dependerá de tus fuerzas. Hay que ascender con calma, sin prisas, descansando cada cierto tiempo. Y mucha agua para estar bien hidratado.

Desde el punto más alto del volcán se puede contemplar el enigmático interior del cráter, de tierra, arena y pequeñas rocas en tonos verdes y amarillos. Desde allá mismo sale lava a borbotones.

El instante más increíble para subir a la cima del volcán es el amanecer, puesto que cada mañana el Teide proyecta su gigante silueta piramidal sobre el mar y las islas: es el fenómeno conocido como “La sombra del Teide”.

El sol y las estrellas más cerca

A una parte de volcanes, caminos y mares de nubes, el cielo que cubre el Teide es uno de los más limpios y con menor polución luminosa que existe. En verdad, se trata de un destino Starlight, una certificación avalada por la Unesco, que lo transforma en de los mejores lugares del planeta para observar estrellas.

Puesto que estamos en el parque nacional, una excelente sugerencia es ir al observatorio de las Cañadas. Es el mayor observatorio solar del planeta. En él se descubrió que el sol tiene frecuencia propia y que late, como un corazón, cada 5 minutos.

Desde lo alto, el paisaje es brutal, en tanto que se está como suspendido entre las nubes.

¿Ficción o realidad? El teide es único: TE HAS GANADO EL CIELO.

Cinco curiosidades que debes saber del Teide

1. Hay un búnker

Tiene por nombre Santa Úrsula y pertenece a la Segunda Guerra Mundial. Si bien España se sostuvo neutral, la amistad de Franco con Italia y Alemania lo llevaron a crear una defensa. Hoy todavía puede visitarse, y desde el exterior se observan 2 nidos de ametralladoras tapadas por la flora.

2. Marte, el planeta Teide

La zona del Teide ha sido objeto de estudio para revisar la existencia de la vida en Marte. Se han analizado rocas volcánicas para equipararlas con las muestras logradas de la misión en el planeta extraterrestre.

3. Subir al Teide, cura

Existieron distintos sanatorios en la isla debido a su tiempo suave, existe en la actualidad uno, oculto en el volcán. Las personas que padecían enfermedades respiratorias asistían a este sitio para curarse y lograban grandes mejorías en muy poco tiempo.

4. El Teleférico

Es el más alto de España. Asciende a solo ciento sesenta y tres metros de la cima del volcán y su recorrido de 2.482 metros dura entre ocho y diez minutos. Sus cabinas tienen capacidad para treinta y cinco personas.

El billete más valioso de España, las mil pesetas

El Teide aparecía en los billetes de mil pesetas al lado del Roque Cinchado y el Drago de Icod de los Vinos.


Ven a visitarlo, el Teide te sorprenderá: el más grande de los un monumentos naturales de España, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Bienvenidos a Teide.site